Comprensión lectora.

«The more that you read, the more things you will know. The more that you learn, the more places you’ll go.»

La comprensión lectora es un proceso activo y complejo que requiere de identificar palabras y significados, es la capacidad de entender lo que se lee, tanto en referencia al significado de las palabras que forman un texto. Es el proceso de elaborar un significado al aprender las ideas relevantes de un texto, es importante entender y relacionar los conceptos, ya que de esta manera el lector interactúa con el texto, sin importar si este es breve o extenso. Es una habilidad básica de la cual se pueden desplegar una variedad de capacidades, como el pensamiento crítico o el gusto por la lectura.

La lectura es un proceso activo de interacción entre el pensamiento y el lenguaje, ya que el lector debe identificar palabras y frases, de esta manera logra comprender el mensaje del texto. Comprender es una habilidad intelectual la cual implica captar los significados que un otro está transmitiendo mediante imágenes, escritos, sonidos, etc.  Los lectores se acercan a los textos con propósitos definidos (entretenerse, informarse, aprender, etc.).

La lectura comprensiva requiere que el lector sea capaz de integrar la información en unidades de sentido, en una representación del contenido del texto, que es mucho más que la suma de los significados de las palabras individuales.

La lectura intencionada.

Es una metodología aplicable en los contextos en que requiera habilidades de comprensión lectora.

  • Promueve un aprendizaje significativo, pues invita a relacionar la información nueva con la antigua.
  • Se adapta a tus niveles de aprendizaje y al dominio que tengas de los conceptos.
  • Fortalece tus habilidades de comprensión lectora.

Pasos: 

  • Delimitar el objetivo de lectura, elegir qué es lo que leerás.
  • Leer, con atención y dedicación.
  • Capturar las palabras claves, de esta manera podrás identificar mejor las ideas principales y las palabras que sean relevantes o destaquen información.
  • Evaluar tu lectura, a través de cuestionarios y preguntas simples, para asegurarte que entendiste lo que leíste anteriormente.

 

¿Cómo mejorar mi compresión lectora?

Lo más importante, Leer: para poder mejorar tu compresión lectora lo primero es tener e hábito de leer. Al leer irás aprendiendo a analizar el contexto, el mensaje y mejorarás tu vocabulario, para esto puedes empezar poco a poco y cada vez más hasta leer grandes textos. 

No tener apuros: un buen lectores es capaz de adaptar su velocidad de lectura con la dificultad de un texto, los que son más cortos los leerás más rápido y los extensos con más tiempo y dedicación, tendrás que adquirir un ritmo de lectura, para poder identificar el mensaje del texto y su propósito.

Analiza constantemente el texto que lees: pregúntate si vas entendiendo lo que lees, puedes plantearte preguntas como qué, cuándo, cómo, por qué, etc. Con estas respuestas podrás superar preguntas más complejas, de esta manera podrás identificar y comprender mejor cualquier tipo de texto. 

Busca el significado de las palabras que no entiendas: si no entiendes alguna palabra de lo que estas leyendo, busca su significado, así se te hará mucho más fácil comprender el contexto en el que se encuentra la palabra, su sentido y el mensaje que te quiere entregar el texto o el emisor a través de ella. 

Además puedes hacerte preguntas y las respondes en voz alta para ayudar a fijar tus conocimientos, subrayar, rayar, escribir sobre el texto, hacer mapas conceptuales, etc. La idea es que puedas sintetizar las ideas del texto de la manera más amigable para ti.