Mi lugar de estudio

Los hábitos de estudio son una costumbre, algo que realizamos frecuentemente, relacionado con nuestros labores escolares y nuestro estudio. Estos se incorporan mediante la práctica y luego ya se vuelven algo natural. Algunos buenos hábitos son: cumplir con horarios, tener metodologías, tomar el tiempo que lleva hacer cada cosa, mantener el orden y limpieza, estudiar en un lugar cómodo y en silencio, repasar, rayar, memorizar. Con el tiempo estos se irán adquiriendo y cada vez serán más prolijo en el tema.

Los hábitos de estudio más importantes.

1. Estudia con anticipación: si tienes una prueba o examen en dos semanas, repasando en una semana de anticipación con 1 hora diaria, bastará para aprender y fijar mucho mejor el tema.

2. Estudia con energía y sin hambre: al tener hambre te distraerás buscando algo para comer o pensando en comida, y sin energía se te hará mucho más difícil prestar atención a lo que haces. 

3. Ponte a prueba: hacerte preguntas o mini pruebas sobre el tema que estas estudiando, hará mucho más efectivo tu estudio, puedes hacerte posibles preguntas que aparecerán y estarás practicando para la prueba real.

4. Planifica tus materiales: si tienes mucho por estudiar, puedes dividir las páginas a la mitad o asignar cada subtítulo a cada día de estudio, o dividir el tema como tu quieras, así no se te hará tan pesado el estudio y podrás concentrarte mejor en un tópico en específico.

5. No distracciones: es importante no tener distracciones mientras estudias, ya que pueden desviar tu atención o puedes perder el hilo, sin estas distracciones tu atención será mucho más efectiva, en cambio si interrumpes este estado de concentración tendrás que volver a retomar o empezar lo que estabas haciendo.

6. Tomar descansos: es fundamental tener momentos de distracción u ocio entre tiempos de estudio, tómalos como pequeñas recompensas por tu estudio, puedes leer un libro, ver una película, estar con tu mascota o tu familia, etc.

 

«The secret to your future is in your daily routine.»